“Sacarle todo el provecho a nuestro baño”

Aunque podríamos pensar que tener un baño pequeño nos priva de sacarle provecho, esto es totalmente falso. Que un baño tenga un espacio discreto lo hace acogedor y coqueto, y aún puede darte mucho juego. Aquí tienes una lista de diez consejos para trabajar ese baño pequeño y darle un estilo propio. Te sorprenderás de la cantidad de trucos que puedes aplicar para sacarle el máximo provecho a ese espacio tan íntimo de la casa.

baño pequeño 11. Prueba una bañera pequeña.

Hoy en día se han vuelto a poner de moda las bañeras tipo tina antigua, de reborde enrollado. Aunque dichas tinas aparentemente ocuparían mucho tamaño, el boom incipiente ha permitido que haya tinas de muchos tamaños. Si tu baño es pequeño o tiene una forma extraña, arréglatelas para disponer la bañera bajo la luz exterior o los salientes. La limitación de espacio provocará que puedas derrochar algo en materiales caros sin que eso te hipoteque.

baño pequeño 2 2. Sácale el máximo partido a las esquinas.Las duchas cerradas y arrinconadas en las esquinas son, a la vez, una herramienta decorativa y una utilidad explotada al máximo. Además, imprime carácter al baño, ya que muestra que uno no se conforma con las dimensiones estándar. Otro consejo es emplear muebles colgantes con los que conseguir una sensación de amplitud, ya que el ojo ve cómo el suelo y la pared se unen.

baño pequeño 33. Remátalo con un color relajante

Si emplear colores es algo delicado en un baño, esto se convierte en algo más complejo para un aseo de diminutas dimensiones. Sin embargo, no es un tabú. Utilizar colores suaves y con tonos pastel, como un azul verdoso, da sensación de longitud si se sabe dónde aplicarlo. Pinta así el techo, la pared y algunos complementos, y tendrás el efecto deseado.

baño pequeño 44. Mantenlo blanco y brillante
Una sugerencia original es emplear azulejos estilo “metro” de pequeño tamaño. Aportan frescura, un toque clásico y realzan el espacio. Además, si las juntas son grises, irás todavía más a la moda. Si el resto de la estancia carece de adornos y en ella resalta la sencillez, entonces el impacto será todavía mayor.

baño pequeño 55. Evita arquitecturas extrañas

Un aseo reducido puede suponer una quimera para muchos que quieran sacarle el máximo rendimiento. Los resultados pueden ser horrorosos. Sin embargo, con un poco de ayuda y habilidad, un estrecho espacio de tejado inclinado puede transformarse en un baño realmente chic y rebosante de personalidad. Un ventanal en dicho techo, unido al espejo, duplica la luz natural del baño. Las estanterías de vidrio transparente y la pila colgante ayudan a optimizar todavía más las posibilidades de un espacio tan diminuto.

baño pequeño 66. Experimenta con rincones sombríos

Los estilos más clásicos reclaman el blanco para un baño, y por ello tu instinto puede reclamarte eliminar cualquier sombra de un aseo pequeño. Sin embargo, existen posibilidades con colores marrones o grises que transmiten calidez y resultan envolventes. Además, la atmósfera conseguida recuerda a la de un spa, relajante y onírica.

baño pequeño 77. Muestra sentido común para disponer los elementos fijos

En primer lugar, para optimizar un cuarto de baño hay que tirar de prácticamente todo el repertorio de trucos para hacer hueco a cada elemento que resulte necesario. Por ejemplo, si el techo es inclinado, se puede disponer una ducha en el punto más alto de éste, y en la parte más baja hacer un hueco a una pequeña bañera. Un tocador empotrado aporta con inteligencia más espacio para el almacenamiento.

baño pequeño 88. Incluye estanterías empotradas

El espacio para almacenar enseres de baño es algo que tarde o temprano uno acaba necesitando en su casa. Si inicialmente no se ha trabajado un aseo con agudeza, esto puede resultar un problema más adelante. Una idea rompedora es emplear cualquier hueco sobrante para incrustar una estantería y así cubrirse las espaldas de cara al futuro.

baño pequeño 99. Crea un espacio con personalidad

Una tendencia errónea es creer que “pequeño” es sinónimo de “blanco y minimalista”. Incluso el más ínfimo de los cuartos de baño puede tener numerosos toques personales. Dota de carácter a tu aseo con, por ejemplo, una ducha creada a partir de un barreño de madera tradicional. Además de original, es práctico.

baño pequeño 1010. Aprovecha cualquier rincón para incrustar un “aseo”

Si dispones de una casa con una superficie nada despreciable, es posible que muchos rincones queden desolados o faltos de utilidad. Si esto sucede en un dormitorio, por ejemplo, es posible incorporar una bañera o un inodoro que decore a la par que te resulte provechoso. Una muestra es agregar una tina en un ático, bajo un ventanal, y así que sirva como espacio de relax.

Éstos son sólo 10 consejos, pero estamos seguros que a vosotros se os ocurrirá alguno más.

¿sugerencias?

Share This